martes, octubre 27, 2009

The End

Cuando era pequeña, pasaba toda la semana deseando que llegara el sábado para ver, a media tarde, la sesión de cine familiar. Normalmente, eran esas interminables películas de indios y vaqueros.
Justo cuando llegaban a su fin, a mí siempre me llamaban la atención dos palabras. The end. Yo las leía en alto (pronunciaba algo así como te ennn). Sin saber su significado etimológico, sabía que era el fin, que esas palabras venían a corroborar el final de la película que estaba viendo.

Como tantos y tantos sábados, hoy no es que lea en alto The end. Hoy más bien lo escribo. Os lo escribo.

Sí, Verdadosa echa el cierre.
Nunca imaginé que aquella página que comencé el 1 de Junio de 2005 tendría tanta vida. Pero también sé que todo principio tiene un final. Y hoy, un día cualquiera de finales de Octubre de 2009 es un buen día para decir adiós.

Nunca me gustaron las despedidas. Sin embargo ésta es una despedida feliz.
Muchas veces he comentado aquí mismo que no cambian las personas. Pero sí las circunstancias. Y las mías han cambiado. Echo la vista atrás y ya no me identifico. No encuentro rastro ahora de aquellas nostalgias, de tanta melancolía que me ahogaba y que iba dosificando día tras día, de tantas lágrimas con forma de letras para quien quisiera leerlas.

Hace mucho tiempo que brilla el sol tras mi ventana. Que me inunda la luz. Que mi vida es presente y futuro. Hay quien dice que para atrás... ni para coger impulso. No puedo estar más de acuerdo. Y lo que llevaba un tiempo madurando, se hizo realidad el pasado jueves. Cerraba mi blog. Estaba decidido.
Porque ya no lo necesito tanto.
Porque la realidad superó a la ficción... y aunque haya quien no lo crea, también fue a la inversa.
Porque me apetece abrir nuevos caminos.
Porque me lo piden tus ojos, y tus ojos son ahora mi guía.
Porque me sale.
Porque no se me ocurre hacerte un regalo mejor.
Porque te lo mereces.
Porque quiero un empezar de cero.
Porque así lo he decidido.
Porque así lo hemos decidido.

Cuatro largos años de intensidades metidas en este blog. De verdades. De sueños. También de pesadillas. De muchas preguntas. De muchas más respuestas. Las vuestras.
Cuatro largos años para hacer buenos amigos. A vosotros os echaré de menos. Tantos y tan fieles, que me emociono con saber que algunos me habéis acompañado desde los orígenes.
Gracias por tanto.

Verdadosa se queda aquí. En este escenario querido, que decoré día tras día a base de mimos y curiosidades. Su dueña es ahora más libre que nunca. Más feliz que nunca. Menos escéptica que nunca, que por algo ha aprendido que los milagros existen y que los Reyes Magos siempre traen lo que se les pide.

Y ahora que me doy cuenta, la luna es esta noche más roja que nunca.
Mucho más brillante que nunca.

Hasta siempre, amigos.




martes, octubre 20, 2009

No me faltes

Hay días en los que me faltan las palabras.
Hay momentos en los que me faltan las ideas.
Hay preguntas ante las que me faltan respuestas.
Hay situaciones en las que me faltan recursos.
Hay miradas ante las que me faltan sonrisas.
Hay noches en las que me faltan deseos.

Pero nada de eso me importa.
Porque lo único que no quiero es que me faltes.
...
...

miércoles, octubre 14, 2009

Cuestión de suerte

¿Qué es la suerte?
¿Creéis en ella?

¿Qué es exactamente eso que nos hace ver que de pronto todo nos sale mal... o todo bien?

No sé qué tanto por ciento hay en la vida de suerte, de azar. De buena y de mala. Por poner un ejemplo: el año pasado me tocó la Bono Loto. 1.500 euros. Cinco aciertos de seis.
Mucha suerte que me toque, sí.
Mucha suerte acertar cinco de seis. Pues sí.
Pero no es tan buena suerte que en vez de millones de euros, esa semana sólo tocaran 1.500 a cada ganador, que por lo visto había un montón.

¿Trabajamos la suerte? Lo fácil sería contestar sí. Pero, ¿cuántas veces hemos procurado que las cosas salieran de una manera... para que luego la vida o las circunstancias nos llevaran por otros caminos, y a veces... a tomar por culo (con perdón) la buena suerte?

¿No pensáis que a veces parece como que todo va bien, y otras en cambio, todo mal: Es eso suerte?
¿Es cuestión de suerte enamorarse?
¿Es mala suerte quedarse en el paro?
¿Le debemos a la suerte el ser guapos o a la mala, el ser feos?
¿Es cuestión de suerte que la vida te de una inteligencia más que sobrada?
¿Son las enfermedades mala suerte?
Incluso morirse antes o despues... ¿se lo debemos a la suerte?
¿Tiene más suerte el más afortunado?


Puffff, y todo porque esta misma tarde alguien ha tenido la mala idea (que no mala suerte) de decirme "hija, qué suerte tienes".

jueves, octubre 08, 2009

Caprichos

Y lo que es más importante,
no quiero vivir sin...
...
...

lunes, octubre 05, 2009

Imposibilidades

No podría vivir sin...
...
...
...

viernes, octubre 02, 2009

Infiel

Se queja mi amigo blogero NUAREG de que últimamente pregunto poco.

Pues bien, hoy pregunto en público algo que yo me he cuestionado muchas veces: ¿Se debe perdonar una infidelidad?

No querría encontrarme con contestaciones del tipo de "depende a qué se considere infidelidad" o "qué se entiende por infidelidad". A estas alturas, todos sabemos qué es ser o que nos sean infiel. Y la cuestión es si se debe o no se debe perdonar, si merece la pena o no, si somos capaces de perdonarlo completamente.

Mantengo (y los que me leeis lo sabéis) que no hay perdón sin olvido. Que, al menos yo, sólo sé perdonar si consigo olvidar. Así que, por si hay alguno más como yo, también valdría la pregunta de: ¿Se puede olvidar una infidelidad... para así poder perdonarla?

Por si a alguien le interesa mi opinión es que sí se puede perdonar una infidelidad. Y claro que se puede olvidar. Pero también creo que, en la mayoría de los casos, no merece la pena perdonar.



(Espero impaciente tu respuesta Nuareg. Ya puede ser buena...)

miércoles, septiembre 30, 2009

Pues eso


lunes, septiembre 28, 2009

Ganas de vida

La vida. El tiempo. Los tequieros. La noche. El silencio. Las palabras. Los amigos. La felicidad.

Y es que últimamente estoy muy filosófica. Dándole vueltas.
A la vida.
Al tiempo.
A los tequieros.
A la noche.
Al silencio.
A las palabras.
A los amigos, a mis afectos.
A eso que algunos llaman felicidad.

Me gustan las personas que viven, que son felices, que disfrutan. Y me gusta vivir, buscar y encontrar felicidades aunque sean momentáneas, disfrutarlas.
Creo que me estoy haciendo mayor. Porque últimamente quiero secuestrar cada rayo de sol sin posibilidad de rescate, quiero comprar cada ola de mar que se me antoja, quiero devorarme las horas que me faltan, quiero querer a tanta gente que me quiere, quiero subir esas montañas que no sabía ni que existían.

Pero sobre todo, quiero disfrutarlo.
Saber que ese rayo, esa ola, esa hora, esa persona, esa montaña que hoy es... tal vez mañana no lo sea. Que todo pasa demasiado rápido, que nada vuelve, que somos incapaces de convertir en eterna esta vida efímera que nos han dado.

Sonreír.
Sonreirme.
Sonreírte.
Ser capaz de darle la vuelta a esa tortilla llamada vida.
Pero sobre todo, comérmela.
Como un niño se come un helado cuando su madre le levanta un castigo.
Con ansia.

martes, septiembre 22, 2009

Me gusta

Me gusta tu sonrisa.
No, me gusta cuando ríes.

Me gusta tu mirada.
No, me gustan tus ojos en los míos.

Me gustan tus manos.
No, me gusta cuando me tocas.

Me gusta tu sonrisa.
No, me gusta tu boca cuando la abres para besarme.

Me gusta tu cabeza,
lo que piensas, cómo lo piensas, y cómo lo dices.

Me gustan tus silencios.
No, me gusta la nada que inventamos cada noche.

Me gusta gustarte.
No, me gusta sentirme tuya.

Tal vez ya lo soy,
sin darme cuenta,
sin quererlo,
sin buscarlo,
sin grandes certezas,
pero sobre todo, sin ninguna mentira.

Y claro, eso me gusta.
Sí, me gusta.

jueves, septiembre 17, 2009

De colores

Siempre me he preguntado de qué color es la felicidad. Y creo que hoy es un buen día para lanzar la pregunta a los cuatro vientos...
...
...

domingo, septiembre 13, 2009

Letras

Es cierto, siempre me gustaron más las letras que los números.

Por eso da igual si es 09-09-09. Lo importante son los tequieros dichos ese día, las palabras pronunciadas que salen del corazón, las caricias que las acompañan... Los sentimientos que los producen.

No sé si hay un abecedario de pasiones para cada día concreto. No sé si salen mejor porque sea 9, 11 o 13 de Septiembre.
No creo que haya un diccionario de caricias según sea miércoles, viernes o domingo. Pero me gustan los domingos cuando no hay nada que hacer. Y más cuando hay posibilidad de buscar en ese diccionario secreto de cada uno y buscar términos ajenos mientras el otoño se asoma levemente tras el cristal.

Me gustan las letras que comunican, las que recibo a diario, las que venían en ese e-mail de la semana pasada con un maravilloso te echo de menos, las que yo misma manejo a mi antojo haciendo malabares de colores, las que te acerco, las que regalo sin necesidad de envoltorio, las que siguen sirviéndome como forma de ganarme la vida...

Sí, aunque fui una estudiante de aquello que llamaban mixtas, prefiero las letras que los números.
Sin duda.

Y me sigue pareciendo casi magia que sólo necesitemos 27 (abcdefghijklmnñopqrstuvwxyz) para poder decir tanto.

miércoles, septiembre 09, 2009

El poder de los números

¿Y qué decían que era eso que iba a pasar el 09-09-09?
...
...
(Porque creo que ha llegado)
...
...

martes, septiembre 08, 2009

Septiembre

Es Septiembre mes de cambios. Mes de vueltas. Mes de reencuentros y a veces, desencuentros.
Siempre me gustó Septiembre.
Tiene música Septiembre.

A éste no le pido más cambios.
Me gustaría que fuera el mes de las sonrisas, de felicidades caseras, de encuentros, de encuentro para todo aquello que busco.
Un mes de luces, de fiesta, de sucesos, de llamadas y de miradas.

Y ya que estamos, podríamos crear un mes al año de felicidad obligatoria, que no impuesta. Sin penas, sin enfados, sin tonterías.
Para ello elijo Septiembre.

Sí, el mes de las vueltas, de los encuentros, de los reencuentros.
También de los cambios.

Rápido... que a lo tonto ya hemos consumido siete días.
Definitivamente, me gusta Septiembre.

viernes, septiembre 04, 2009

Distancias

Las físicas.
Tú aquí y yo allí.
Demasiado lejos.

Las no físicas.
Tú en éste lado. Yo, en el otro.
Demasiado distantes.

Las que marcan las circunstancias.
Tú te acercas. Yo me alejo.
Demasiado complicado.

Las que marcó el pasado.
Yo cerca. Tú lejos.
Demasiado difícil.


Distancias.
Muchas.
Demasiadas.

miércoles, septiembre 02, 2009

Hombres

No descubro nada nuevo si digo que en la vida no se puede tener todo. Al menos, no todo a la vez. Leía el otro día el comentario de un amigo en su Facebook en el que afirmaba que estaba pensando en "que tiene todo lo que un hombre podía desear".

Conociéndome, no perdí el tiempo en preguntarle qué eso que todo hombre desea tener. Alguna mujer con fina ironía contestó que la Play Station 3.

A estas alturas de mi vida, no sé si todos los hombres desean lo mismo. Hay días que pienso que sí, otros todo lo contrario.
Regreso a casa después de una maravillosa cena de sólochicas en el que el tema no predominante sino único ha sido el de los hombres.
Quejas generalizadas entre mis amigas treintañeras. Desengaños recientes. Contradicciones. Demasiadas cenas en el mismo tono. La pregunta, en el aire, ¿por qué?
Ninguna somos capaz de encontrar los motivos.

Pero quizá una pista se esconda en la respuesta al comentario de mi amigo: en saber que es eso que todos los hombres desean tener...
¿Alguien sabe qué es?

lunes, agosto 31, 2009

Cambios

De naturaleza tozuda como soy, no es fácil que yo cambie de opinión.
Mantengo que no es habitual que las personas cambiemos. Y en cualquier caso, y si hay cambios (perdón por este ataque de pesimismo para arrancar el curso), pienso que son para peor.

Cambian los tequieros, cambian los besos, cambian las circunstancias. Cambian nuestras casas, nuestros trabajos, las personas que protagonizan nuestras vidas. Pero es muy difícil que las personas cambiemos.

Cambia la forma de mirar, pero no los ojos con los que miramos.
Cambia el decorado, pero no los protagonistas.

Hay quien dice que evolucionamos. Eso al menos sí debería ser.

Y todo esto porque hace un rato me miraba el espejo. Y pensaba si estaría equivocada en esa teoría vital. Quizá es que estoy cambiando. Quizá es que ya ni las teorías existen.


¿Se puede cambiar en dos o tres meses? ¿Podemos cambiarnos a nosotros mismos?
Hay que ver lo que tiene mirarse en el espejo. Con lo bien que estaba yo ordenando las fotitos del verano...

viernes, agosto 28, 2009

Otro final

Vale.
Llegaron.
Pero ya se fueron.
Terminaron.
Siempre ocurre.
Demasiado rápido.
Demasiado breves.


¿Y ahora qué?

lunes, agosto 17, 2009

Sigo de vacaciones

Pues eso... que cuando una está de vacaciones, lo mejor es seguir callada y dejar que las cosas sucedan.
Sin prisa.
Sin pausa.

Que el invierno es largo y lo bueno dura poco.

Echo de menos escribir a diario, como en otras épocas.
Pero no llego a todo.
Y he aprendido a que no pasa nada cuando no se llega a todo.

Y yo, ahora, con vuestro permiso... estoy de vacaciones.
Sigo de vacaciones.

Felices días de descanso a todos.

martes, agosto 04, 2009

Siempre rojas

Hay muchas formas de estar. También de ser.

Una llamada a tiempo, palabras, silencios, sonrisas, risas.
Un brazo en el que apoyarse, un hombro en el que llorar.
Unos ojos en los que buscar respuestas, unas manos en las que leer futuros.

Las personas a las que queremos.
Las que se hacen querer.
Las que se convierten en cotidianas, en necesarias, en imprescindibles.
Esas que elegimos, a veces sin querer. A veces queriendo.
Las que están para lo bueno y lo menos bueno.
Las que cogen el teléfono sin dudarlo al ver tu nombre en su pantalla, las que son capaces de dejarlo todo por ti... aunque dejarlo todo sea en realidad no dejar nada.

Las que saben que las rosas rojas son mis preferidas,
y por eso... qué más da el motivo...
en medio del ciclón que sacude mi vida,
me dibujan una sonrisa,
me inventan un sueño,
me ganan con aroma de bosque de fuego.


...


lunes, agosto 03, 2009

De color de rosa

Nunca me llevé bien con los adioses ni con las despedidas ni con los finales. No me gustan. Es más, me disgustan.
Y como la vida es injusta, últimamente parezco coleccionarlos.

En épocas de adioses, me agarro con fuerza a lo que tengo, a lo que perdura, a lo que se quedó dentro. Me envuelvo en todo ello. Y me entran ganas de sonreír.
El espejo enfrente. Reflejos de incertidumbres, sombras de relativo miedo. Pero al miedo hay que matarlo. Y a las incertidumbres, espantarlas.
Y ahí me quedo.
Distraída. Sabiendo que puedo.
Y que aunque no lo creamos, la vida también es de color de rosa.
Aunque a veces no lo parezca.

miércoles, julio 22, 2009

Enamorarse

Es peligroso enamorarse de unas palabras,
es un error enamorarse de una mirada.
Es un absurdo enamorarse de una boca,
es una fantasía enamorarse de su piel.

Es desasosegante enamorarse de lo que no me dicen tus manos,
es un delito enamorarse de sus ausencias,
es un castigo enamorarse de lo que deseo.


Es verdad.
Es peligroso, absurdo, desasosegante.
Es un error. Un absurdo. Un delito. Un castigo.
También una fantasía.

Pero eso ocurre.
¿Y por qué evitarlo?

martes, julio 21, 2009

Sin título

Hay cosas que no se pueden entender.

Otras, que no se pueden explicar.

(Definitivamente, hay cosas que no tienen explicación).
...
...

miércoles, julio 15, 2009

Una duda más

¿Queremos lo que tenemos...

o tenemos lo que queremos?
...
...

viernes, julio 10, 2009

En silencio

Cuando las palabras no van a mejorar el silencio...

es mejor permanecer callado.
...
...

...

martes, junio 30, 2009

Spot

Trasteando esta mañana por la red, he dado con este spot.
Y me ha parecido tan delicado, tan sugerente, tan original y tan divertido... que me ha dado mucha rabia que no se me hubiera ocurrido a mí.

Así somos los creativos.



domingo, junio 28, 2009

Llorar

Me cuentan que en Londres existe algo así como un bar para llorones. Un pub que todos los fines de semana reúne a cientos de personas que se juntan para vivir una larga y apasionante noche de tristezas varias, ausencias o pérdidas.

La idea surgió después de que el dueño del local leyera la novela El tambor de hojalata, de Günter Grass, donde aparece el llamado "Bar de la cebolla" en el que también la gente se citaba para llorar.

Pero la realidad siempre supera la ficción. En el local inglés, para conseguir que la gente llore más y mejor, han contratado a una cantante de fado para sensibilizar mejor al público, y al filo de la media noche sacan un buen manojo de cebollas para que todos puedan tener una pequeña ayuda que desencadene la furia de lágrimas.

Y yo me pregunto, ¿no se llora mejor en soledad? ¿No son nuestras lágrimas un acto íntimo, difícil de compartir con extraños? ¿O es que las penas si son compartidas... son menos penas?

Al fin y al cabo, vivimos en una época en la que de todo se convierte en espectáculo. Y a la vista de esta curiosa iniciativa, parece que las penas también.

miércoles, junio 24, 2009

En venta

He tomado la decisión hace un rato:

Ponerme en venta.
A mí misma.

Que empiece la puja...
(Y por cierto, nada de rebajas)
...
...

martes, junio 23, 2009

Hombres. Hombre

Hay días de sol y noches sin luna.
Y hay noches de nostalgias y días de silencios.

Me proponía a escribir un post sobre ese género inteligible al que pertenece, al menos, el 50% de mis queridos lectores. Iba a hablar de los hombres, sí.
En clave de ironía, como soy yo.
Casi rozando la frivolidad.
Y es que anda el patio revuelto.
No tengo más que mirar a mis amigas solteras, también a mis amigos solteros, incluso a los divorciados (divorciadas no tengo a tantas).
No es que no entiendamos a uno.
No.
Es que no entendemos a ninguno.
Y eso, no sé si es estadística, pero empieza a ser preocupante.

Pero de pronto he mirado la luna.
Esa luna que me impide acostarme en las sábanas de la frivolidad.
La luna que nos une.
La luna que te pone.
Y me da por ponerme seria. Casi profunda.
Y ya no pienso en los hombres.
Ahora sólo pienso en ti.

En si soy capaz de entenderte.
En si podría no entenderte.
Los deseos y las ganas navegan por una caja de pandora incontrolable.
Ahora se cierra.
Ahora se abre.
No sé si vale la pena ser realista, no sé qué caducidad tienen los sueños, no sé qué peaje hay que pagar por vivir.

Estos días en los que anda el patio revuelto,
en los que no entendemos a los hombres
y en los que los hombres no se dan a entender,
descubro que te entiendo más de lo que pensaba.
Aunque no hablemos el mismo idioma,
a pesar de esos ángulos opuestos que me dibujaste un día.

Pero por encima de todo,
hoy sólo puedo decir... ¡¡hombres!!

...

sábado, junio 20, 2009

Una pregunta más

Qué te hace más feliz:

a) Querer.

b) Que te quieran.
...
...


martes, junio 16, 2009

Dicen...

Dices que digo,
mientras te dicen lo que soy.
Te cuento lo que siento,
te cuentan cuánto tiempo
hace falta para quererme.
Me dices que dicen
que hay un brillo en mis ojos,
mientras yo digo
que no es nuevo lo que me dice tu mirada.
Me cuentas que soy lo que no fui
y que seré lo que nunca imaginé.
Te digo que tienes razones infinitas
para seguir contándome cuentos,
cantándome secretos,
regalándome sueños.
Dicen que dices que te digo
más de lo que debiera
menos de lo que tú mismo necesitas.
Me cuentas lo que dicen las estrellas
y me creo lo que me dice tu boca de fiesta,
te digo con las manos en tu piel lo que más deseo
mientras tú, esta vez, sin miedo,
aquí te quedas.

lunes, junio 15, 2009

Mirar(te)

Siempre me gustó tu forma diferente de mirar...


.


Y siempre me gustó mi capacidad para aprender de los demás.




sábado, junio 13, 2009

Querer es poder

¿Y si fuera posible?
¿Y si los sueños acabaran por publirse?
¿Y si todo eso mil veces imaginado... llegara a hacerse realidad?
¿Y si la vida quisiera recompensarme finalmente?
¿Y si ocurriera eso que tanto deseo?
¿Y si me llegara lo que tantas veces he querido que me llegara?
¿Y si fuera aún más bonito de lo que pienso?
¿Y si estuviera a punto de ocurrir?


¿Y si fuera posible?

domingo, junio 07, 2009

Provocadora

En la recién estrenada película sobre la vida de la modista y diseñadora Coco Chanel, su protagonista dice en un momento determinado:
...
"Lo más interesante del amor es... hacer el amor.
El único inconveniente es que se necesita a un hombre para ello".
...
No sé si real o licencia de los guionistas, es una sentencia demoledora además de provocadora.
Si hacer el amor es, sin duda, una de las vertientes más placenteras del amor, discrepo con la afirmación de la gran Coco.
Las razones son tan obvias que no las pienso ni mencionar...
...
...
...
...

jueves, junio 04, 2009

Enseñanzas

Me enseñaste a mirar el lado oculto de la luna,
a seguir a las estrellas en ese camino que tú me prometías que habías diseñado para ellas.
Me enseñaste a ser sol incluso en las noches más oscuras,
me enseñaste a quererte cuando menos lo merecías.
Me enseñaste a jugar a este juego maravilloso llamado vida,
a reírme conmigo misma. Contigo.
A diseccionar las palabras que me enviabas,
a elegir con mimo las que yo escribía para ti.
Me enseñaste a digertirte, después de unos cuantos atragantones,
a seguir un ritmo que no habías inventado para mí pero que hiciste mío
a ser un niño con esa constante cara de asombro.
Me enseñaste que ser natural es un estado
y que hay un estado ideal que es el natural.
Me enseñaste a bailarte,
a beberte con la calma de quien ya se lo bebió todo,
a beberte también con el ansia de quien encuentra un oasis en medio del desierto.

Me enseñaste que hoy puede ser un gran día.
Yo te enseño... que mañana, tal vez pasado, también.

lunes, junio 01, 2009

Cuatro años

¿Qué busca el lector en un blog?
¿Qué buscas tú en este?


Me lo pregunto justo el día en que esta página cumple cuatro años. No sé si cuatro son pocos o muchos años. No sé si encontráis o no lo que buscáis.

Lo que sí sé es que el tiempo pasa muy deprisa. Es cierto que vuela. Cuatro años como un suspiro. Cuatro años de verdades, de sueños compartidos, de letras y palabras que se me escapan de entre los dedos. Cuatro años cómplices.


Miro hacia atrás: Lo que encontré, lo que dejé, lo que déscubrí. Amigos que siguen acercándose a diario a este recorte de un trozo de vida, la mía. Fidelidad de muchos que me acompañáis por un camino de preguntas que no siempre quieren respuesta. Algún inconveniente. Personas que van y vienen, miradas que me vigilan, sombras que bailan alrededor de un blog de color verde y sabor esperanza.


Una página tan vuestra como mía. Ejercicio ya indispensable en una vida firme y decidida.


¿Es cierto todo lo que escribes en tu blog?, me preguntaban el otro día.
Es cierto que todo lo escrito es este blog es sentido. No hay otra forma de sentarme ante el teclado del ordenador. No sabría cómo hacerlo.
Cuatro años, que no sé si son pocos o muchos.
Cuatro años compartidos.



Con vuestro permiso: Feliz Cumpleaños, VERDADOSA.

miércoles, mayo 27, 2009

Cuando no importa el fútbol

Cuando no importa el resultado,
cuando no importan las muchedumbres que gritan con pasión.
Cuando importan las palabras, los silencios y los tequieros.
Cuando no importa el partido,
cuando importan las conversaciones, lo que compartimos, lo que nos decimos.
Cuando importa lo que me dice tu cara,
y no me importa lo que diga la gente.

Cuando importa la vida, los sueños,
lo que pasa aquí dentro.
Universo doméstico de felicidades universales,
escenario de amores fugaces, de amores eternos.
Turbulencias pasadas y presentes,
huracanes futuros.

Cuando no importa el fútbol...
qué poco me importa sentirme rara, saberme diferente.
Pero qué bien me sienta saberme ganadora.


(Enhorabuena a los ganadores
Enhorabuena al Barcelona).

lunes, mayo 25, 2009

Ausencias que ya duelen

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace en menos tiempo de lo esperado.

Me gusta la gente con capacidad para medir las consecuencias de susacciones, la gente que no deja las soluciones al azar.

Me gusta la gente estricta con su gente y consigo misma, pero que nopierda de vista que somos humanos y nos podemos equivocar.

Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo entre amigos produce más que los caóticos esfuerzos individuales.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.

Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos serenos y razonables.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza de reconocer que no sabe algo o que se equivocó.

Me gusta la gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, a éstos les llamo mis amigos.

Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente que trabaja por resultados.

Con gente como ésa, me comprometo a lo que sea, ya que con haber tenido esa gente a mi lado me doy por bien retribuido.


Mario Benedetti

domingo, mayo 24, 2009

Un domingo cualquiera

No me gusta que me digan lo que tengo que hacer.


Pero hoy me gustaría que alguien me dijera qué es lo que tengo que hacer.

(Si le pones música...
te hago un bolero)

..

martes, mayo 19, 2009

Adivinanza

¿Qué es eso que obtenemos... cuando no obtenemos lo que queremos?
...
...

domingo, mayo 17, 2009

Burbuja

La vida es crear magia para poder creer en ella.

La vida son palabras. Versos que compartimos en un camino de ida y vuelta; un modo de ganarme la vida; ideas arrojadas con tinta. Necesidad vital.

La mida es mirar. Es no dejar de asombrarse nunca. Es aprender, casi tanto como aprehender.

La vida es una noche de ópera, una tarde de calle, una mañana de césped.

La vida es vivirte y beberte. Es quererte como te quiero.

La vida es perseguir sueños. Es soñar. Es ir a por ellos, ahora que ya los tengo.

La vida sois vosotras. Felicidad en estado puro.

La vida es también un callejón sin salida, río sin retorno. Desilusiones que acechan, fracasos que a todos nos llegan.

La vida es reír y llorar, que nadie regala nada.

La vida es saber que la felicidad está en mí, aunque está hecha de todos cuantos son, están y estuvieron.

La vida es creerme el sol, aún sabiéndome luna. Es un laberinto de pasiones, vértigos de papel, serpentinas en el alma.

La vida es una fotografía de una copa de cava llena de burbujas mientras me esperas.

Al fin y al cabo la vida no es más que una burbuja.


miércoles, mayo 13, 2009

La velocidad del sonido

Le he robado la frase a un buen amigo mío que la ha colgado hoy en ese maravilloso mundo que es Facebook y que tantas sonrisas me está provocando últimamente; así que desconozco su origen o quién la dijo. La cosa es que me encanta. Ahí os la dejo:

"La luz viaja más rápido que el sonido. Es por eso que algunas personas parecen brillantes hasta el momento en que abren la boca".

No me digáis que no es genial.
Pero sobre todo, no me digáis que no le ponéis cara (mucho me temo que caras) a esta frase.
...
...

martes, mayo 12, 2009

Desordenada Habitación (Antonio Vega)

Ésta fue siempre mi canción preferida.
No era tan conocida como otras, pero aún hoy, después de muchos años escuchándola, me pone la piel de gallina.

No me gustan las despedidas.
No me gustan los adioses.
Te echaré de menos, Antonio.

domingo, mayo 10, 2009

Reír

Yo sonrío.
Tú ríes.
El ríe más.
Nosotros nos reímos.
Vosotros también.
Ellos se carcajean.
...
...
¿Hay algo mejor que reír?
Hoy he escuchado: "tú te ríes mucho".
En estos momentos, no me pueden decir algo mejor.
Sí, últimamente sonrío mucho.
Y río.
Río mucho.
Por algo será.
...
...

jueves, mayo 07, 2009

Dedicado

Hay muchos grados de amistad: Están los amigos de verdad, los de siempre, los nuevos, los conocidos, los colegas...
Y hay también una tipología que a mí me interesa mucho. Son esas personas con las que, sin ser lo que yo entiendo por Amigos, tienes una sintonía o conexión especial.
Basta un par de palabras, una sonrisa, un cruce de miradas... para saber que con esa persona conectas, con la que tienes "buen rollo" y con la que sólo por culpa de las circunstancias no llegas a establecer una amistad más intensa.

A. es una de esas personas.
Nos conocemos hace ya bastantes años.
No somos Amigos.
Pero seríamos unos Amigos estupendos.

El trabajo hace que nos veamos a diario.
La vorágine del trabajo hace que no hablemos todo lo que queremos.
Y también ese noséqué que hace que no hablemos con regularidad.
Pero cuando pasa, cuando nos encontramos, es siempre estimulante.

Y así nos hemos ido conociendo. Entre risas, conversaciones, guiños que los demás no entendían. Confianza. Eso tan difícil de encontrar y que a mí me resulta particularmente fácil de encontrar.

¿Es verdad todo lo que escribes en tu blog?
Parafraseando a Jardiel Poncela, diría que "ni verdad ni mentira sino todo lo contrario".
Pero para aquellos que tienen dudas (o curiosidad), decir que este post es verdad.
Que me sale del corazón.
Que los dos existimos.
Que los dos disfrutamos por esos vericuetos de las conversaciones profundas, de las que nos llevan a caminos sin retorno y quizá sin final.

No sé por qué a él le elegí para contarle mis penas, mis alegrías, mi vida.
No sé por qué.
Pero me alegro.

miércoles, mayo 06, 2009

Maternidad

Termino mi revisión ginecológica de todos los años.
Me despido de mi doctor:
- Hasta el año que viene, doctor.
Me responde:
- Bueno, eso si no hay embarazo.
Salgo de la consulta.


Respiro mientras voy a por mi coche.
Vuelvo a respirar.
Nunca se había despedido así de mí.

Miro mi reloj.
No me refiero al Viceroy que viste mi muñeca izquierda desde hace años.
Miro mi reloj.
El biológico.
Algo me dice que es verdad que exite.
¿Y si hubiera llegado el momento?
Llevo meses pensando en ello, con tranquilidad, sin prisas.
No quiero ser madre soltera.
Sí quiero ser madre.

Llamo a quien sé que se reirá cuando le cuente la despedida de mi médico.
- Seguro que pronto lo consigues.

¿Y si fuera un presagio?

No me queda otra.
Tengo que buscar al padre.
Sin pausa.
Pero sin prisa.

martes, mayo 05, 2009

¿Me ayudas?

¿Alguien me ayuda a definir qué es la felicidad?
...
Es que recién llegada de unas mini-vacaciones, la vida se ve de otro color.
Incluso de éste.
...

jueves, abril 30, 2009

Al sur

Tantos sures,
cuántos viajes,
muchos deseos,
algunos encuentros.
...
Cuántos mares
tanta arena
cuántos besos
cuántas ganas.
...
Una vez más... el sur.
Como ninguna otra vez, el sur.
Desde siempre, el sur.
Y para siempre, sur.
...

(Me reseteo en cuatro días. ¿Necesidad? No, placer. Y como tantas veces, busco el mar.
El mar que me da vida, que alimenta mis sueños, que seduce eso que llevo dentro.
Arena fina en la que volveré a poner mi piel.
Feliz descanso para todos).
...
...

martes, abril 28, 2009

Mención especial

"Quisiera hacer una particular mención a alguien que ha tenido mucho éxito hoy en España"
...
...
Aunque no sea el lugar idóneo,
aunque no sea el mejor momento,
aunque suene algo cursi,
aunque nos sorprenda,
aunque no estemos acostumbrados,
aunque lo diga en francés...
...
¡yo también quiero un marido así!
...
Vivan los hombres valientes
... que por lo visto, los hay.
...
,,,

domingo, abril 26, 2009

Blanco y negro

Hay días de colores.

También hay días en blanco y negro.


...

Mejor dicho, deliciosos días en blanco y negro.

...

jueves, abril 23, 2009

Ritual de belleza

Hoy quería salir guapa a la calle.
Tocaba arreglarse.


He comenzado por rizarme las nostalgias, con cuidado para que no se mezclaran unas con otras.
Me he pintado las tristezas. De rojo pasión. Hoy mis besos saben a fresa.
Me he sombreado los recuerdos, los que no quiero olvidar.
He difuminado los otros; los recuerdos que más vale olvidar.
Me he peinado las cicatrices, esas que llegan al alma y parece que no cerrarán jamás.
Me he delineado tu sonrisa. Justo junto a la mía.
Me he perfumado con rayos de sol, el aroma de eso que llamas brillar.
He maquillado lo amargo de esa ausencia, tapando las ojeras a golpe de color.


Esta noche, cuando llegue a casa y decida quitarme esa espesa capa de pintura...
volveré a pensar en ti.
Y descubriré de nuevo todas las nostalgias, las tristezas, los recuerdos, las cicatrices, las sonrisas, los soles, y las ausencias.
Allí se quedan,
esta noche... agrupadas junto a la almohada.


martes, abril 21, 2009

Madrid

Madrid es mi ciudad, la que me vio nacer (madrileña de tercera generación).

Aquí está mi casa, mi trabajo, mis amigos, mis afectos... Aquí está mi vida.
Reconozco que cada día me gusta más esta ciudad, a pesar de los atascos, de las distancias, de su agresividad, de su ritmo frenético...
Encuentro muchas más ventajas que incovenientes.



Pocos cielos como éste. Lo pensaba al despertarme esta mañana.
Mejor con nubes, mejor si amenaza tormenta, mejor después de la lluvia.
Lástima aquellos que no reparan en su cielo.
Creo que no me iría nunca de este trozo de tierra, o no demasiado lejos. O no demasiado tiempo.
Aquí estamos todos, hay sitio para todos.
Aquí cabemos todos.

Me gusta mi ciudad,
me gusta Madrid,
mi casa.





(Obra realizada por el pintor Antonio de Felipe, para la exposición Popsport, que se celebrará en la Casa de Vacas a partir del mes que viene, para promover Madrid 2016)

lunes, abril 20, 2009

De riesgos

"El mayor riesgo de la vida es no hacer nada".


Me he tropezado con esta frase esta mañana.
Y me ha dado por pensar...
He llegado a una conclusión parecida:


El mayor riesgo de la vida es... no vivirla, no disfrutarla.

domingo, abril 19, 2009

Una Mujer de verdad

Disfrutaba hoy con una interesante exposición llamada "Sombras".
Disfrutaba de un maravilloso recorrido por Madrid en moto. "Es como vacaciones en Roma", gritaba a quien me dice, sin falta de picardía, que soy su mejor paquete.
Disfrutaba de ese apertivio de fresas con cava, preparado para la ocasión.
Disfrutaba de un sofisticado postre a base de helado de limón, pistachos y pimienta roja.
Disfrutaba de un maravilloso ático en Madrid con las nubes que amenazaban tormenta.
Disfrutaba una mujer al otro lado del cristal.
Una mujer valiente, mucho.
La misma que sabe que ha empezado 2009 con más luces que sombras.
Esa que olvidó todo cuanto le hizo daño, por mucho que haya quien se esfuerce en recordarle el dolor pasado.
Una mujer que quiere, que ama, que siente, que goza, que también llora.
Una persona que ya no tiene disfraces en su armario.
Una mujer que no deja de sonreír. Porque sabe que con su sonrisa se come el mundo.
Disfrutaba con los besos a media tarde.
Disfrutaba esa mujer con la calma, con las verdades, con la ausencia de rencores.
Con la libertad que da el no tener que recurrir a las mentiras.
Una mujer que se sabe ganadora.
Disfrutaba escribiendo en éste su espacio sagrado, que nadie es capaz de ensuciar.
Una mujer que quiere vivir tranquila y en paz.
Y que quiere que así la dejen.
Creo que no hacen falta más palabras.


Una mujer cualquiera.
Yo misma.

sábado, abril 18, 2009

La historia interminable

"Nos gusta estar juntos".
"Nos encanta dormir abrazados".
"Nos lo pasamos bien juntos".
"A los dos nos gusta hablar después".
"Nos fascina hacer el amor juntos".
"Nos gustamos".
"Nos queremos".
"Queremos saber el uno del otro".
"Nos deseamos".

A Rubita Feliz, cada una de estas frases le parecía una definición perfecta de eso de estar enamorados. No digamos todas juntas, pronunciadas dentro de la misma conversación, en apenas tres o cuatro minutos.
Rubita Feliz, en el mejor momento de su vida, aún no ha aprendido que quizá esté sobrevalorado eso de estar enamorado.

"Pero no estamos enamorados".
Gordito Disfrutón, tan locuaz él, no sabe lo que dice.
Creo que por diversos motivos, tampoco él ha aprendido lo que significa amar.

viernes, abril 17, 2009

Sueños

Esta mañana me han preguntado por un sueño.
Podría ser algo así como:
...
...
"Has tardado mucho en aparecer.
Pero ha merecido la pena".

...



martes, abril 14, 2009

Cosas que encontré en la calle

No lo iba buscando
... pero lo encontré.
En mi camino.


Así me ocurre últimamente.
Encuentro lo que no busco.
Puede que sea que haya dejado de buscar.
Tal vez.
Pueden ser tantas cosas.


Allí estaban estas imágenes.
En medio de un viaje de trabajo mientras los demás estábais de vacaciones.


Y estos días en los que la felicidad se cuela por cada rendija de esta casa (a pesar de que no puedo dejar de estornudar), pienso que una de las mejores cualidades que puede tener el ser humano es aceptar lo que le llega, saber disfrutar con lo que se encuentra en el camino (incluso con lo no buscado), gozar con los imprevistos, romper esquemas, sorpenderse a sí mismo.


Y en ello estoy.
Ni una tienda divertidísima llena de objetos para pasárselo bien ni un campo nevado.
Nada de eso buscaba.
Pero lo encontré.
Por supuesto, lo disfruté.
Y además, lo fotografié.








---

lunes, abril 13, 2009

Inspirándome

¿Con quién se lleva mejor la inspiración?
...
A.- Con la felicidad.
...
B.- Con la infelicidad.
...

lunes, abril 06, 2009

Una foto

JCM es un grandísimo fotógrafo. Además, es un buen amigo (mucho más importante lo segundo que lo primero).

Miles de veces le he propuesto hacer un blog compartido: con sus fotos y mis comentarios. Con sus imágenes y mis palabras. Con las historias que me provocan o me sugerien sus fotografías. De momento... se abstiene. Supongo que como todo en la vida, es cuestión de esperar.

A menudo me regala esos trocitos de la realidad que él sabe ver como muchos no nos atrevemos a mirar. Quizá incapacidad. Quizá.
El otro día fue ésta. "Porque sé que te gusta el color rojo".
Precioso regalo mañanero que me alegró el día.

Sin quererlo, mi imaginación o esa cabeza que algún día dejará de dar vueltas y que los dioses me han llenado de rizos cada vez más indómitos, se puso manos a la obra.



Claro que veo un coche.
Pero también veo la espera.
Veo a una pareja de enamorados.
Primera cita.
Él pasaría a recogerla. Ella le mira desde la ventana.
Observa su coche. Le gusta.
Y allí dentro... tiene lugar ese primer beso, el que no olvidarán jamás.
Porque lo que veo en esta foto es una historia de amor.
Y un viaje. O dos. O media docena.
Un me escapo contigo.
Un llegaremos a tiempo, no te preocupes cariño.
Veo magia encerrada en un coche.
Aunque sea de juguete.
Aunque sea del tamaño de un ratón de ordenador.
Pero no son mis ojos.
Son los tuyos, JC.
Gracias.

sábado, abril 04, 2009

Un beso

Es noticia de periódico: En cada beso que damos consumimos 12 calorías.
Cuando damos un beso, nada menos que 36 músculos se ponen alerta. Y las pulsaciones de nuestro corazón aumentan de 6o a 100.
Lo más increíble de la noticia es, quizá, saber que el 10% de la población mundial, unos 650 millones de personas, no se besa nunca.
¡Qué triste!, añado.

Me encanta besar. Me gusta que me besen.
Es como el querer.
Me gusta querer. Disfruto sabiéndome querida.
¿Cómo no lo voy a buscar?
¿Cómo no lo voy a echar de menos

Pero los besos, como prácticamente todo en la vida, mejor si son bien dados.
Para besarse mal... mejor no besarse.

Nunca se me olvidará aquel sms que aún conservo: "Tú besas muy bien... pero es que te tengo enchufe".

Estoy tierna. Me lo noto.
Tal vez sea efecto de la primavera.
Quizá del último huracán que barrió con todas mis preocupaciones.
Qué tontería: Debe ser por los últimos besos.

Besos.
De colores.
De amor.
Antesala de las mejores pasiones.
Neurotransmisores cerebrales.
Uno de los mejores placeres vitales.

Y como hace mucho que no pregunto, hoy lo hago.
A ti, ¿cómo te gusta besar?

martes, marzo 31, 2009

Del verbo gustar

Me gusta cuando me dices,
cuando me tientas,
cuando me escuchas.

Me gustas cuando me miras sin darme cuenta,
cuando me robas suspiros,
cuando me compras un cielo para mí sola.

Me gusto cuando no espero,
no quiero
no (te) deseo.

Me gusta lo que dibujan tus ojos,
lo que dicen tus manos,
lo que respira tu boca.

Me gustas aunque no quiera,
y aunque no te quiera me gustas.
Me gustas no porque quiero
sino porque así me sale.

Me gusto entreteniéndote,
sumergiéndote en pozos sin final,
inventándome colores de fuego.
Me gusto también en calma,
transformada,
vivida,
siempre viviendo.

Me gusta el invierno en tu tejado,
el sol en tu ventana indiscreta.
Me gustan tus ojos de primavera
y, sobre todo, el otoño de tus deseos.
De esos que se caen a trozos,
de trayectoria perenne,
y de fecha que no caduca.

Me gustas cuando buceas en mi horizontal,
cuando me encuentras.
Me gustas en blanco y negro,
en el claroscuro de mi vida.

Me gusta cuando me gustas,
cuando me gusto, te gusto.

lunes, marzo 30, 2009

Somos diferentes





Pues eso.

Que es lunes, y mejor reírnos.

Por cierto..., ¿alquien se siente identificado?

sábado, marzo 28, 2009

Sin definición

Amantes: Personas que se aman.

Amigos: Personas que se quieren.

Novios: Personas que se quieren y se aman.

Tú y yo: Nada de lo anterior. Todo de lo anterior. Locura. Sueño. Dos gotas de un mismo oceáno. Dos lágrimas del mismo cielo. Tú la miga y yo la corteza. Irrealidad. O no. Un no atreverse. Demasiado cerca. Deseo. Un círculo del que no sabemos dónde empieza y dónde acaba. Retales. Una media vuelta. Un no te vayas pero no te quedes. Un quédate ahora pero márchate mañana. Secretos. Piel. Verdades. También mentiras. Extraño. Te extraño. Cuando menos me lo espero. Sorpresas. Una cita pendiente. Fantasmas. Fuerza.
Tenemos que mirárnoslo.
Doctor, ¿qué nos pasa?

jueves, marzo 26, 2009

De noche

Hay días en los que ni yo misma sé qué hacer con tantos sentimientos, con mis intensidades, con mi forma de ver lo que tengo enfrente.
Hay días en los que no sé qué astros parece que se juntan para hacerme más yo. Para volver irremediablemente a mi esencia. Parece que la vida me tiene prohibido que me olvide de lo que el espejo me muestra cada mañana al levantarme.
Respiro profundo. Ante algunas palabras, ciertas personas, correos que aún no entiendo ni quiero entender, determinadas miradas...

"Lo nuestro es de psiquiatra".
No hay quien te entienda. No hay quien nos entienda.
Pero qué importa, a quién le importa.
Niños jugando a adultos, adultos convertidos en bebés.

La vida.
Sorpresas.
Ilusiones.
Decepciones.
Fuerza.
Caminos.
Cruces.
Palabras.
Sueños.

lunes, marzo 23, 2009

Recién llegada

En aquel mar.

No lo decía como un piropo:

"Está claro que tú no eres mujer de hablar de cualquier cosa".

A ella le gustó.
Le sonrió.
... Y se fue.
...
...

lunes, marzo 16, 2009

El primer año

Dicen que el primer año de una relación es el más difícil. No estoy de acuerdo.

No sé lo que la vida nos deparará, pero soy consciente de que nuestros primeros doce meses juntos han sido maravillosos.

Sin duda nuestro amor fue todo un flechazo. Amor a primera vista. Hablo por mí.
En cuanto te vi, hace ya siete u ocho años, supe que serías para mí... que acabaríamos juntos. No fue hasta el año pasado cuando finalmente me decidí.
Te busqué por todas partes. Esta vez te busqué. No voy a negarlo. ¿Y?
Y como el que busca encuentra, te hice mío.
Reconozco que fue rápido. Y sobre todo, muy emocionante.

Aquel día de marzo de 2008 estaba más nerviosa de lo que creía. Habíamos quedado que te recogería a las cuatro de la tarde. Hoy te descubro que incluso me tomé el día libre en la oficina.
Elegí mi ropa con cuidado, yo también quería gustarte. De negro. No, de blanco. Finalmente, de rojo.
El lugar elegido: Alcalá de Henares, en medio de un polígono industrial al que ya no sabría llegar.

De camino a tu casa, recordé todo lo que me habían contado de ti: tu fuerza, tu potencia, tu saber estar, tu dominio de las situaciones, tu atractivo, tu personalidad. Eras mi héroe, y por fin te había encontrado. Sonreí al acordarme también de aquel imbécil que te criticó por tu tamaño, como si no hubiera aprendido que el tamaño no es lo más importante.

La verdad es que no me costó nada adaptarme a ti. Hoy quiero que lo sepas. Que te dominé enseguida. Que no me hizo falta aprender a quererte... porque es imposible no quererte.
Que me gustas por dentro y por fuera, por delante y por detrás, cuando vas despacio y sobre todo cuando te aceleras. Que te cuido porque realmente te lo mereces.
Y que después de haberte probado, puedes estar seguro que no te pondré los cuernos con ningún otro... de momento.

Me has ganado.
Que lo sepas.

Eres grande..., pequeño.




domingo, marzo 15, 2009

Nosotras

Regla número 1 de las amigas:

Jamás te fijes en el hombre que le gusta a una amiga tuya. Jamás.
Eso incluye no tontear, no querer ser protagonista, no tocarle, no ponerle caritas. No acosarle.

Ayer, sin quererlo, asistí perpleja a un acontecimiento de este tipo.
En ocasiones soy demasiado ácida con el género masculino, pero hoy no tengo más remedio que serlo con el femenino.
¿Dónde está la integridad?
Ser mujer incluye muchas cosas. Y últimamente veo actitudes que sin ningún género de dudas, son criticables.

Tengo asumido que ser mujer soltera en esta época es difícil. Si lo das todo, mal pero si te lo quedas, peor. Si vas muy rápido, eres algo ligera y si vas muy lento, una estrecha. Si esperas que te llamen, demasiado clásica. Si llamas tú, demasiado directa. Si haces que te importa, probablemente no consigas nada, pero si haces que no te importa, te estás haciendo la interesante.
Reconozco que andamos algo perdidas últimamente. En nuestra actitud con los hombres. Es malo generalizar, pero lo llevo viendo con bastante frecuencia, para qué negarlo. Pero el colmo es que una mujer intente quitarle el novio, ligue, futurible, presunta ilusión o lo que sea a su amiga. Teniendo amigas así, no es necesiario tener enemigas.

Me gustan mucho las mujeres firmes, las que saben lo que quieren y hasta dónde quieren llegar. Pero sobre todo, las que llegan a ese lugar sin pisar a otras mujeres, sin hacer daño a nadie, sin quedarse lo que no es suyo. Las que respetan a sus amigas y sobre todo se respetan a sí mismas.

La verdad es que estoy sorprendida. Hoy tengo la tarde escéptica en cuanto a relaciones se refiere (e incluyo todas). Y es que hay cosas que no me gustan...
Y además, no las tolero.

jueves, marzo 12, 2009

¿Acto involuntario?

Este post nace del interesante debate que se ha creado en los comentarios del anterior. A raíz de la frase del rímel de la MacLaine, y de las lágrimas que conlleva el enamorarse de un hombre casado (valdría igual con una mujer casada), el tema es si enamorarse es un acto cien por cien involuntario.

¿Por qué nos enamoramos de personas comprometidas?
¿Por qué lo hacemos de personas que no nos convienen?
¿Sería eso evitable?
¿Ese amor surge porque la persona libre lo inicia o es realmente la persona comprometida la que primero lanza el anzuelo?
¿De verdad manda la cabeza sobre el corazón en cuestiones de enamoramientos?

Sin pensarlo demasiado, yo diría que enamorarse es un acto involuntario. Mejor dicho, enamorarse de determinadas personas. Hay veces que simplemente... ocurre, y ni tú misma sabes por qué. Y cuanto más esfuerzo pones en que no, antes acaba en un sí.
Quizá de ahí el enamorarnos de personas equivocadas. ¿A quién no le ha pasado?

Claro que si me paro a pensarlo, y a mis treintaymuchos, sé que para enamorarse bien también actúa la voluntad: la buena. Y que hay veces en que hay que fiarse de la buena voluntad, y poner nuestra cabeza en la balanza.

Ahora bien, enamorarse de personas casadas o comprometidas... No creo que se trate de robar, ni de quitar nada a nadie. Para empezar, creo que en este tipo de relaciones quien da el primer paso es, en la mayoría de los casos, la persona con relación que está dispuesta a comenzar una nueva. La persona libre se deja seducir por la ocupada... y ahí nace el problema. Y para terminar, creo que cuando una persona ocupada se fija en otra es porque su relación anterior está como mínimo, en la UVI.

Me enamoré una vez de un hombre que por aquel entonces estaba casado. Pero... ¡¡se estaba separando!! Reconozco que fue él quien se fijó en mí. A mí no me gustan los casados, más que nada... porque uso rímel todas las mañanas, después de haberme rizado las pestañas. Curiosamente, esa relación se convirtió en una de las más importantes de mi vida, con uno de los hombres que más perdura en mi piel.

Pero también quiero incorporar otro matiz: ¿Qué pasa cuando la persona comprometida lo esconde? Las personas somos libres de enamorarnos, incluso... de quienes nos mienten. No todos jugamos las mismas normas, está claro. Y la cobardía se instala en muchas pieles que no se atreven o no quieren reconocer sus verdades. La persona libre se enamora de quien cree también libre, quien ha jugado a engañar..., hasta que se descubre el pastel. ¿Dónde queda el acto involuntario de enamorarse del que hablábamos en las primeras líneas?

Así que, llegado a este punto, creo que cada persona nos enamoramos a nuestra manera, que no tiene porque ser la misma. Ni yo misma me enamoro de la misma forma de distintas personas. Y mi forma, tiene más que ver con el corazón que con la cabeza. No me vale eso de "enamórate de ese que te conviene". Tampoco "olvídate de él que no te conviene".

Pero ahora no quiero ni casados ni comprometidos a escondidas, ni engaños ni dificultades. Quiero amores fáciles. Totalmente voluntarios. Y sobre todo, libres.
Será que me estoy haciendo mayor.

domingo, marzo 08, 2009

Mujeres

"He perdido mi reputación. Pero no la echo en falta"

(Mae West)
...

...



"Cuando una se enamora de un hombre casado no debería ponerse rímel".

(Shirley MacLaine, en "El apartamento")


...

"Ojalá que la espera no desgaste mis sueños"

(Marily Monroe)


...
...
...

sábado, marzo 07, 2009

Mis emociones

"Hoy brindo porque despues de esta vida separados .. haya una eternidad .. pero solo si me da la oportunidad de conocerte"
...
...

jueves, marzo 05, 2009

La mujer que necesitaba los tequieros

Había una vez una niña (bueno, para qué vamos a engañarnos... una mujer) a la que le gustaba mucho que le dijeran tequiero. Y mira tú por dónde, hoy había recibido tres tequieros. De dos amigos (sin más) y de una amiga (sin más). Por vías distintas: e-mail, de viva voz en medio de una carretera, y a través del teléfono.

Y mira tú por dónde, aquella niña (ya mujer) hoy se siente feliz.

Hay quien necesita fumar, beber, jugar, drogarse...
Cada cual con sus vicios, sus obsesiones, sus necesidades.
Ella necesita querer.
Y también sentirse querida,
saberse querida.

Hoy lo sabe así.
Y sonríe.

martes, marzo 03, 2009

La media vuelta

Divertida cena a dos bandas en un restaurante mexicano.
Había mucho de qué hablar.
Mucho que contar y también mucho que escuchar.
"No sabía que comieras tanto, R."
Y allí, entre enchiladas, tacos, totopos, quesadillas y frijoles... música en directo.

Se acercan tres mariachis por las mesas.
Los clientes les piden las canciones que quieren oír.
Mi compañero de cena me dice que elija yo.
Cuando me preguntan, no tengo ninguna duda:
"La media vuelta", por favor.



Te vas porque yo quiero que te vayas
A la hora que yo quiera te detengo
Yo sé que mi cariño te hace falta
Porque quieras o no
Yo soy tu dueño
...
Yo quiero que te vayas por el mundo
Y quiero que conozcas mucha gente
Yo quiero que te besen otros labios
Para que me compares
Hoy, como siempre
...
Si encuentras un amor que te comprenda
Y sientas que te quiera más que nadie
Entonces yo daré la media vuelta
Y me iré con el sol
Cuando muera la tarde
...
Te vas porque yo quiero que te vayas....

domingo, marzo 01, 2009

Un cuento

"Anda tía, cuéntame un cuento... Pero de los tuyos, ¿eh?"
Y me encanta, claro.
Siempre es igual: los imagino a toda velocidad, se los cuento de la mejor manera posible, y al llegar a casa los escribo haciendo todos los cambios que considero oportuno.
Y los guardo.

Para mí, es más fácil escribir con referencias a mi realidad. Y aunque siempre tiro de imaginación y fantasía, el origen de mis historias está casi siempre relacionado con las cosas que me pasan.
Y así empiezo a tirar del hilo...

Este cuento surgió de una maravillosa pregunta que le hizo la hija de un amigo mío a su papá. Me pareció sublime, con esa sensatez aplastante de muchas de las dudas que surgen en esas cabecitas de los cuatro o cinco años:



Papá, ¿por qué las mujeres tenemos mejor cara por la noche que recién levantadas?, preguntó la pequeña Lucía.
Cinco recién cumplidos. Pocos años y mucha curiosidad. La que cada instante le llevaba a hacerse las más inverosímiles preguntas. Y de paso, hacérselas al que pillara más a mano.
Hoy le había tocado a su padre.

Los segundos se hicieron eternos. No era fácil encontrar la respuesta que pudiera convencer a esa niña de mirada de océano.
Además, lo primero que le vino a la mente no era respuesta para su hija pequeña. A sus amigos les hubiera contestado que todo depende del hombre con el que esa mujer pase la noche. Respuesta invalidada. Había que buscar otra.

Tampoco era cuestión de incordiar al recién inaugurado espíritu femenino de la pequeña, así que la respuesta de la falta de maquillaje tampoco vería la luz. Demasiado cruel para una niña de cinco años que ya le había pedido a los Reyes Magos su primera caja de maquillaje, y que aunque aún escribía con torpeza, era capaz de dibujar perfectamente sus rasgos ante el espejo con esas pinturas color pastel.

Porque no han dormido bien. Era tan simple esta respuesta que también la rechazó. Sobre todo, por incredulidad. ¿Cómo decirle a quien es capaz de dormir durante más de doce horas seguidas que eso… acaba por desaparecer con los años?

A falta de respuestas, recurrió al requiebro al que todos los padres son expertos.
Pues yo te veo igual de bonita por las noches que por las mañanas. No sé por qué dices eso, Lucía.

Se quedó pensando. En cuanto se quedó solo y tuvo un minuto, cogió su móvil para llamar a su mejor amiga. Cursiva


Hola querida. Pregunta de urgencia: ¿Tú eres de las que piensan que las mujeres tenéis mejor cara por la tarde o por la noche que recién levantadas?

Pues claro... No es muy difícil darse cuenta.

La rotundidad y la rapidez en la respuesta de su amiga le dejó de piedra. Pero había encontrado la horma de su zapato.

Y, ¿tú sabrías decirme por qué?

Pues sí, sabría... Pero no pienso decírtelo. Oía reír a su amiga. No creo que sea bueno que los hombres conozcáis todos los secretos de las mujeres. Pero, ¿sabes una cosa? Hay mañanas en las que me despierto radiante, todo depende ya no te diría tanto de dónde he pasado la noche sino de con quién... y sobre todo (seguía riendo), cómo. Y mucho me temo que la huella de la pasión no dura eternamente en mi rostro. Así que... cambio la respuesta: depende del día.

Mejor dicho, de la noche.




(Dedicado a todos mis amigos papis que se enfrentan a diario a las preguntas impredecibles de sus pequeños.
En especial, a esos papis que no ven tanto a sus hijos como querrían, y que luchan por demostrar que la paternidad es mucho más que un fin de semana alterno).

miércoles, febrero 25, 2009

Enamorada

Pues estoy contenta hoy.
Y es que hoy he sido capaz de enamorarme.
Ha sido breve, pero intenso.
Aproximadamente veinte segundos.
Total, ¿para qué quiero más?

De coche a coche.
Poco antes de las 10 de la mañana.
Allí parada, en el semáforo junto al Puente de Ventas.
Él me mira. Con descaro.
Yo le miro, claro. Hasta me quito las gafas de sol.
Creo que hasta le he sonreído.
Siempre he pensado que se liga mucho al volante.
Pero hay un problema de tiempo, es lo que tiene.
No hay nada perfecto.
Es un buen lugar para ligar... sin miedo a lo que viene después.
Porque no existe el después.
El semáforo se pone en verde, y cada cual... sigue su camino.

Pero esta mañana me he enamorado.
Y eso, en estos momentos, tiene mucho valor.

Por cierto, mañana volveré a estar en el mismo sitio... y a la misma hora.
Por si acaso.

lunes, febrero 23, 2009

¿Olvidado?

"Perdono, pero no olvido".
Pocas veces escucho frases tan vacías como ésta.
Al menos, para mí, lo es.

Porque me cuesta demasiado trabajo comprender que alguien es capaz de perdonar sin olvidar.
Lo he dicho en alguna ocasión: el único camino directo al perdón es, para mí, el olvido.
No me sale a cuenta perdonar pero no olvidar.
Creo que al final, genera rencor.
Y estoy convencida de que el rencor es uno de los peores sentimientos que podemos tener.
Sale caro. Demasiado.
El rencor sólo trae dolor. Y ese sentimiento tan abominable que es el odio.

Se lo oía hoy a una compañera de trabajo.
"Perdono, pero no olvido".
No tenía yo ganas de polémicas recién inaugurada la tarde.
Pero lo tenía que soltar.
Y te ha tocado a ti, Verdadosa.

Las veces que he perdonado, he tratado de olvidar.
Y creo haberlo conseguido.
No di con otra fórmula.
No digo que sea lo mejor, pero es en lo que creo.
Lo que a mí me vale.
Primero olvido, luego perdono.
Son dos esfuerzos en uno solo.

Es un tema apasionante.
Quizá, demasiado difícil para resumirlo en unas cuantas líneas.
Pero me interesan vuestras opiniones.
¿Quién empieza?

The Reader


Sólo diré que hacía tiempo que no disfrutaba tanto con una película como con esta.
Sutil. Intensa. Impresionante.
...
De amores, pasiones y emociones, bajo la sombra de uno de los episodios más dramáticos de la historia de este mundo: el nazismo, con su brutalidad cobarde y deshumanizadora de los campos de concentración.
Y la lectura y la escritura que envuelven toda la trama. Orgullo y dignidad de la protagonista, aún poniendo en peligro su propia libertad.
...
Del director británico Stephen Daldry, que ya me subyugó en The Hours y me enterneció antes con la historia de Billy Elliot, está basada en la novela del escritor alemán Bernhard Schlink.
...
Imprescindible en esta noche de Óscar.
Se merece unas cuantas estatuíllas.
A ver qué pasa dentro de unas horas...


sábado, febrero 21, 2009

Prefiero

Prefiero una bofetada a una mentira,
estar aburrida que estar triste.
Prefiero estar sola que mal acompañada,
prefiero que no me llames a que me utilices.
Prefiero sentir a no amar,
ser valiente mejor que cobarde,
arriesgarme antes que dejar pasar.


Prefiero vivir que imaginar,
soñar que dudar,
prefiero ser alma que cuerpo,
tu ausencia a tu indiferencia,
mi sonrisa antes que la tuya.
Prefiero que me quieran a que me deseen.

Prefiero ser libre que vivir atada,
que me olvides a que me destruyas,
prefiero decir adiós antes que desaparecer,
mis verdades a tus mentiras,
mis ganas a tus desganas.
Prefiero ser que estar,
querer que odiar,
mirar hacia delante antes que atrás.
Prefiero encontrar antes que buscar.
Prefiero el rocío antes que la lluvia,
la luna llena mejor que nueva,
lo bueno por conocer antes que lo malo conocido.

Hoy, prefiero irme que quedarme.
Callarme antes que hablar.
Decirte hasta siempre que hasta nunca.
Prefiero llorar por mí que por ti.

Sí, hoy prefiero seguir.
Entérate, porque hoy no te prefiero a ti.
...
...

jueves, febrero 19, 2009

Nunca llegó

Es curiosa la vida, ya lo he dicho mil veces.
Releo lo que escribí por estas fechas hace un año.
Me encuentro con esto.
Y no puedo dejar de pensar en las malditas casualidades.
En los porqués.
En las causas.
Y en las consecuencias.


Se había estado embadurnado todo el cuerpo de aceite de coco. Sin prisa, como hacía cada día que quería sorprenderle. Había tardado segundo y medio en elegir ese aceite, ese olor, ese frasco. Porque era su preferido.
La liturgia, el ritmo, los rincones elegidos… eran los habituales, sin mayores licencias a la improvisación. Empezando por los hombros, siempre de arriba abajo. Brazos, pecho, estómago, lo que podía de espalda, muslos, pantorrillas, pies, terminando siempre por las manos. Mirada relámpago al espejo. La piel reluciente, chorreante, para otros ojos irresistible. Más dulce que de costumbre. Deliciosamente pringosa.
No más de cinco minutos. Era rápida y además, el timbre podía sonar en cualquier momento.

Un poco más tardó en elegir la ropa interior. Negra. No, mejor blanca. Roja tal vez. De encaje. No, mejor totalmente transparente. De rejilla, esa siempre le gustó. Cambio a última hora: esa de niña buena que tan buenos recuerdos le traía.

La cena a punto. De fácil elaboración pero muy pensada. Esto sí. Los sabores más deliciosos, las combinaciones siempre sorprendentes con las que ella le esperaba, su osadía hasta en la cocina, solía recordarle él. El vino, abundante. De un rojo vestido de magia. Las copas relucientes. Esperando su propia orgía que no tardaría en llegar.

No era la primera cita y sabía que no sería la última. Porque lo que vivían en aquel universo de sentidos era lo más parecido al paraíso. No necesitaban nada más. Les bastaba con mirarse, sonreírse, besarse primero, luego devorarse. En aquellos treinta metros cuadrados tenían todo lo que necesitaban para ser felices. Palabras seleccionadas para decirse al oído, brotando del alma, rubricando un deseo aplazado al segundo posterior. Caricias de esas que ponen el alma en vilo, si es que el alma permanece despierta en los momentos en los que la pasión gana.

Nunca me cansaré de noches como ésta, solía decir él mientras miraba con descaro esa piel tan llena de matices a la cual se acercaba cada vez más para respirar lo que él pensaba que era fragancia de vainilla.

Tardaba más de lo normal. Impaciente, ella se colocó el reloj de muñeca que tenía guardado en el cajón porque no le gustaba usarlo. Decía que no le hacía falta ponerse un reloj para llegar puntual a todos sus compromisos. Pero esta vez lo hizo.Se lo puso y se lo quitó otras catorce veces. Una por cada cinco minutos de retraso.

Se sentó a esperarle. Se levantó casi cuarenta veces. Se miró al espejo, se entretuvo como pudo sabiendo que nada le haría entretenerse. Miró de reojo a su teléfono móvil al que había subido el volumen del timbre para escucharlo desde cualquier lado de su casa, sabiendo que desde todos los sitios de aquella casa se escuchaba incluso con el volumen al mínimo.
Se quitó el brillo de labios de tanto mordérselos. Se lo volvió a poner. Se los volvió a morder.

La cena fría. El vino caliente. La piel pringosa que antes era de lujuria, ahora lo era de ridículo. El poder del tiempo, que todo lo transforma, todo lo cambia. Todo.

Sólo hubo un sms.
Fue dos semanas después.
Se me hizo tarde. ¿Nos vemos mañana?

martes, febrero 17, 2009

Otras cosas

Lo dijo Jorge Luis Borges:


"Ya no seré feliz.
Tal vez no importa.
Hay tantas otras cosas en el mundo..."
...
...
...

lunes, febrero 16, 2009

Amigo

¿Cómo definir la amistad?

A veces es complicado.
Otras, es tan fácil como copiar y pegar:


"Aquí tienes mi regalo: un muñeco de nieve que hice el otra dia inspirado en ti .. rubio y de rizos, jajaja .. y de ojos verdes .. no te quejaras..."
...
...

(Gracias, A. -A también de amigo-.

Por mucho más de lo que te imaginas)

viernes, febrero 13, 2009

Frase


jueves, febrero 12, 2009

Dudando

Yo dudo
Tú dudas
Él duda
...
Nosotros dudamos
Vosotros dudáis
Ellos dudan
...
¿Alguien sabe por qué últimamente todos dudamos tanto?
...
....

miércoles, febrero 11, 2009

Escepticismo

Te lo preguntaba hace apenas unos minutos, mientras te oía bostezar al otro lado del teléfono:

- ¿Crees que hay días en los que todo sale bien y otros en los que todo sale mal? Es que yo hoy he tenido uno de los segundos.

- En la mayoría de los días, hay cosas que salen mal y otras que salen bien. Me has contestado con esa lógica aplastante que de vez en cuando se te escapa por cada poro de tu piel.


Tiene gracia que hoy acabe el día contándole lo que me duelen las mentiras a la persona que más me ha mentido en mi vida.
Es curiosa la vida. Un círculo raro en el que entramos y salimos. En el que abrimos las puertas y las cerramos. En el que dejamos pasar y echamos casi sin darnos cuenta.
Y esta noche pienso que hay personas que siempre se quedarán en ese círculo raro que es nuestra vida. Que hay uniones que se mantienen más allá de la propia razón. Que es fácil entrar y en ocasiones... muy difícil, salir.
Que quizá (y sólo quizá) hay miradas que se hacen eternas.

Y me da por pensar en eso que llamamos amor, en mis últimos cuatro años y medio, en lo que me está pasando, en por qué me pasa, en cuándo me llegará la tranquilidad que me falta, en los ecos de "algún día", en ese contenta me tienes que nació en la dirección equivocada, en el cumpleaños feliz que hoy no he podido cantar, en desapariciones que no comprendo, en lo difícil que es todo... con lo fácil que podría serlo.

Al final, nos quedamos mi pantalla y yo. Frente a frente. En silencio.
Sin dejar de preguntarnos la una a la otra ¿por qué?

Perdonadme que un mal día... lo tiene cualquiera.

¿Juegas?

Palabras en castellano que contengan las cinco vocales:
...
Murciélago.
Menstruación.
Educación.
Peliagudo.
Auténtico.
Euforia.
Adulterio.
Arquitecto.
...
...
¿Quién sigue la lista?

martes, febrero 10, 2009

Teoría de la evolución



Prometo que quien me lo mandado... pertenece al segundo grupo, es decir, al género masculino.
Y ahora llamadme provocadora. Hoy no perdería el tiempo en negarlo.

domingo, febrero 08, 2009

Define vaca

Ejercicio de redacción escrito por un niño que se conserva en el Museo Pedagógico de París.
El tema propuesto era: Describir un mamífero o un ave.

"El pájaro del que voy a hablar es el búho. El búho no ve de día y de noche es más ciego que un topo. No sé gran bosa del búho, así que continuaré con otro animal que voy a alegir: la vaca.

La vaca es un mamífero. Tiene seis lados: el de la derecha, el de la izquierda, el de arriba y el de abajo. El de la parte de atrás tiene un rabo, del que cuelga la brocha. Con esta brocha se espantan las moscas para que no caigan en la leche. La cabeza sirve para que le salgan los cuernos y, además, porque la boca tiene que estar en alguna parte. Los cuernos son para combatir con ellos. La parte de abajo tiene la leche. Está equipada para que se la pueda ordeñar. Cuando se le ordeña, la leche viene y ya no para nunca. ¿Cómo se las arregla la vaca? Nunca he podido comprenderlo, pero cada vez sale con más abundancia.

El marido de la vaca es el buey. El buey no es mamífero. La vaca no come mucho, pero lo que come, lo come dos veces, así que ya tiene bastante. Cuando tiene hambre, muge, y cuando no dice nada es que está llena de hierba por dentro. Sus patas le llegan hasta el suelo. Las vacas tienen el olfato muy desarrollado, por lo que se le puede oler desde muy lejos. Por eso es por lo que el aire del campo es tan puro".

miércoles, febrero 04, 2009

Comentario hecho post

A riesgo de que me sigan llamando "investigadora de la realidad sexual de este país" (genial ese e-mail mañanero), hoy convierto en post el comentario que a la pregunta anterior dejó Xana: "¿Se pueden tener amigos con los que practiques sexo y no haya problemas?"


Para mí, es bastante complicado. Porque:

a) Tengo amigos con los que nunca pasará nada. Esos son amigos de verdad, de toda la vida. Que me da igual que sean hombres o mujeres, porque son eso... amigos. Y no quiero sexo con ellos. Quiero otras cosas.

b) Con los otros "amigos" con los que sí he cruzado esa barrera, seguramente quiera algo más que sexo. Una hora, un día, un mes, un año o una vida... pero querré algo más que el revolcón. Y ya se sabe, ahí empiezan a surgir los problemas.

Os toca...

lunes, febrero 02, 2009

Más

Maravillosa cena a cuatro bandas de sólochicas. Hablamos de la vida y de la muerte, claro. Pero sobre todo, de hombres. De lo confundidas que nos tienen. De lo raros que son (sois). De que no hay dios que os entienda. De lo distintos que somos. De tantas cosas.

Hasta que sale el tema del sexo.
Una de mis amigas mantiene que lo que más nos diferencia es que ellos (vosotros) queréis/necesitáis más sexo que las mujeres. Más frecuencia, se entiende. Yo, y prometo que en esta ocasión no es por mi afán de llevar la contrario, digo que no estoy de acuerdo. Que todo depende de las circunstancias, del momento vital en el que estemos instalados, de si tenemos o no pareja, de nuestros propios gustos, de cada persona...

El resto del grupo está de acuerdo con la primera opinión.
Y yo... sigo estando en desacuerdo.

Por eso os pregunto, hombres y mujeres: ¿Creéis que los hombres necesitan, por regla general, más sexo que las mujeres?
Y no hablo de calidad, sino de cantidad.